Monday, August 29, 2005

Musik & Negocios: Venderán canciones por unidad


Wal-Mart comercializa canciones a 88 centavos de dólar en Estados Unidos y la cadena de cafeterías Starbucks arma CD a pedido a sus clientes mientras éstos se toman un descanso. Además de estas dos firmas, hay 230 sitios en Internet que venden música digital en formatos como el MP3. En Argentina, este negocio podría abrirse antes de fin de año y las principales disquerías están preparándose para el cambio, al tiempo que avanzan con un modelo de negocios multitienda. En otras palabras, se acerca la posibilidad de comprar canciones por unidad en la Red y grabarlas en discos sin caer en la piratería o de armar los CD "a la carta" en un local pagando un peso por cada tema. Y se avecina la posibilidad de estar abonado a un portal que envíe un catálogo con temas para escuchar durante un período determinado, por ejemplo, un mes.
La industria musical ha venido sufriendo varios traspiés en los últimos años, y en 2004 las ventas mundiales lograron mantenerse estables (más de US$ 33.000 millones) impulsadas en parte por las ventas de DVD y música digital, de acuerdo con un informe de la asociación internacional de empresas discográficas (IFPI, por sus siglas en inglés). Es notorio el avance de la música digital, que está disponible en más de 20 países, y podría representar el 25% del negocio total en 5 años: las ventas crecieron un 10% en 2004 (más de 200 millones de canciones) y se triplicaron en lo que va de 2005 (180 millones de temas).
En la Argentina se vendieron más de 14 millones de fonogramas (CD, DVD y casetes) por $ 238.072.633 en 2004 y 7 millones en el primer semestre. Las cifras muestran una recuperación frente a los últimos dos años, pero aún están muy por debajo de las de 1999 (21 millones de unidades vendidas). En este contexto, tanto las discográficas como las disquerías, proveedores de Internet y portales, están haciendo las primeras pruebas para avanzar con el negocio de la música digital y llegar a los más de 3 millones de hogares que compran música (el 66% de esos hogares tiene acceso a Internet).
El mercado que se abre para todos los jugadores es notorio si se tiene en cuenta que los argentinos descargan -en forma ilegal- 286 millones de canciones por año, es decir, 22 millones de CD cada 12 meses, según datos de la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif). Gabriel Salcedo, director ejecutivo de la Capif, dice que el negocio de la música digital podría estar abierto antes de fin de año, aunque otros referentes el sector hablan de plazos de entre 1 y 2 años. Según señala, "las discográficas ya están preparando todos sus catálogos y están viendo si llegar a la gente de la mano de las disquerías, de grupos multimedia o de proveedores de tecnología. Ya se están haciendo pruebas y sólo faltan algunos ajustes tecnológicos y comerciales".
Yenny, Dromo (ambas del grupo Ilhsa) y Musimundo alistaron sus plataformas tecnológicas y están dialogando con las discográficas, mientras que Warner y Universal Music Argentina negocian con el portal 10 Música. Ahora resta esperar que alguien dé el primer paso, como lo dieron el año último EMI y Universal en el negocio de los ringtones, que va de la mano con el de la música digital. En pocos días, otra discográfica ingresará en el negocio junto con un proveedor de Internet y competirá también con Musimundo, que busca su porción de un mercado en el que se descargan 55.000 ringtones por día. Oscar Tojo, director comercial de Dromo, dice que esta cadena está lista para empezar a vender música digital y que espera una respuesta de las discográficas. "No sé si ellos no entienden el potencial del negocio o no tienen autorización de las casas matrices. Lo que está claro es que hay que subirse a la ola lo antes posible. Va a bajar el precio de las canciones y si afuera se venden a menos de un dólar acá podrían venderse a un peso", sostuvo.
Por su parte, Víctor González, director general de Universal Music Argentina y Cono Sur, destacó que "en cuestión de tiempos serán las grandes tiendas de discos las que definirán cuándo empezar a comercializarlos. Este negocio obedece a dos modelos puntuales para la venta: por un lado el más popular, que es por Internet, y el otro son los quioscos de temas en las tiendas".



Mucho más que discos
Este negocio traería el ingreso de nuevos competidores para las disquerías, que ya están peleando mercado con los quioscos de revistas o las grandes cadenas de supermercados que ofrecen CD. Pero las disquerías también empezaron a diversificarse hace unos años vendiendo libros, películas y equipos electrónicos. El concepto multitienda, según señalan las principales firmas del sector, ayuda a repartir el riesgo y surge de un matrimonio natural entre "productos afines relacionados con el entretenimiento".
Más que repartir el riesgo, las otras unidades de negocios están acrecentando los ingresos de las firmas, que se benefician de la recuperación del consumo. Por caso, las impresiones de libros treparon al 28% en el primer semestre (33.948.917 ejemplares) y más del 40% el año último, según datos de la Subsecretaria de Industrias Culturales del gobierno porteño.
Musimundo fue uno de los pioneros en esta estrategia. Ya en 1997 había incorporado a su oferta los libros y hoy el 50% de su negocio lo representan las ventas de productos de electrónicos e informáticos. Por este motivo, la cadena, que tiene el 45% del mercado musical y 55 locales, va a ampliar su oferta de tecnología y abrirá dos sucursales en lo que resta del año. "Queremos ir a la vanguardia de la tecnología. Fuimos los primeros en ofrecer pantallas de plasma y queremos seguir innovando", señaló Nerio Peitiado, gerente general de la cadena.
Grupo Ilhsa también se mantendrá en esta línea. En Dromo, que abrirá tres sucursales en el Gran Buenos Aires en los próximos meses, lo que más se vende son artículos de informática y electrónica. La música y los libros representan el 16% y el 5% del negocio, en cada caso. Tojo cree que la música ganará participación sólo si se abre la unidad digital. Yenny recorrió un camino inverso; nació como librería y hoy el 20% de su negocio lo representa la música. Jorge González, director comercial de Ilhsa, dice que crece más la venta de libros y anticipa que abrirán cuatro tiendas antes de mayo próximo.
Por Mercedes García Bartelt De la Redacción de LA NACION

Adictos a la música
Negocio digital

Más de 230 firmas en 20 países, incluido Brasil, ofrecen música digital y ya hay más de 1 millón de canciones disponibles. El año último se vendieron 200 millones de canciones y por primera vez las discográficas tuvieron ingresos reales de estas ventas, que ascienden a varios cientos de millones de dólares
Mercado
Se vendieron 2700 millones de discos en el nivel mundial el año último. En la Argentina, las ventas de fonogramas (DVD, casetes y CD) ascendieron a 14 millones.
Frente a la PC
Los argentinos descargan 286 millones de canciones por año. Más de 500.000 hogares descargan canciones por Internet. El número crecerá este año, ya que se anticipa un aumento superior al 40% en los accesos de banda ancha.
DVD
El formato DVD sigue creciendo y el año último trepó un 80 por ciento.

No comments: